FAQ

La cal o sedimentos que se forman en la caldera reducen la eficiencia de los generadores de calor, provocan grietas por sobrecalentamiento local o dañan las válvulas. La cal se precipita allí donde las temperaturas son altas dentro del circuito afectando particularmente a las paredes de la caldera.

A partir de la ENEV (ley alemana de ahorro energético) se tomó conciencia del ahorro de energía en la calefacción. Por ello han cambiado las directrices para reducir el consumo de energía y las averías en las calderas de calefacción. La VDI 2035 hoja 1, recientemente modificada, promueve que en las calefacciones inferiores a 50 kW se tomen medidas para evitar sedimentos en el circuito de calefacción.

Se deben tomar medidas si el grado de dureza del agua de la región supera el valor de la siguiente tabla. Cuando el volumen de la instalación específica ascienda a >20 l/kW por kW de rendimiento de la caldera, se debe contemplar el siguiente grupo más alto. Si se superan los 50 l/kW, por lo general se debe ablandar a ~ 0°dH.

El ablandamiento es la medida más segura para evitar los depósitos de cal, ya que con este método se extrae del agua el calcio que origina la cal. Además, el ablandamiento con resinas de intercambio iónico es una técnica reconocida y de eficacia demostrada. El agua con iones Ca y Mg se pone en contacto con resina sintética dotada de iones Na, y los iones Ca y Mg se transforman en iones Na.

Además del ablandamiento, existen las siguientes alternativas: estabilización, precipitación, tratamiento físico del agua y desalinización total. La estabilización y precipitación se consiguen dosificando fosfatos u otros medios químicos. El riesgo de aplicar una dosis excesiva o insuficiente hace que este procedimiento no sea muy recomendable. El tratamiento físico del agua se realiza a través de campos magnéticos, con el objeto de crear cristales de cal que no deben generar superficies duras. La eficacia de este procedimiento todavía no se ha demostrado de manera convincente. La desalinización total captura todas las sales (Mg, Ca, Na...) del agua eliminando así también el problema del calcio (Ca). No obstante, con la desalinización se modifica el ph de modo que el agua debe ser neutralizada con agentes alcalinos (con la consiguiente necesidad de equipamiento).

Reflex Fillsoft es un intercambiador de iones de construcción simple que ablanda el agua de llenado y complementaria de la instalación de calefacción. La caja de los filtros cuenta con un cartucho relleno de resina de intercambio iónico. Fillsoft se monta detrás del separador del sistema (p. ej. Fillset). El primer llenado y los posteriores se realizan a través de la caja de filtros. El agua blanda penetra en la instalación de calefacción. Un contador de agua registra la cantidad de agua blanda procesada e informa al usuario de cuándo toca cambiar el cartucho. El cartucho consumido se puede tirar a la basura corriente y solo hay que colocar uno nuevo.

En instalaciones de hasta 1500 l de volumen, el primer llenado se puede realizar a través de 'fillsoft'. Para ello, en función del grado de dureza, se deben utilizar cartuchos adicionales para el primer llenado (véase el manual de instrucciones).

Si el ablandamiento se realiza mediante intercambio iónico, los iones de calcio se cambian por iones de Na en el agua para que el contenido de sal y la conductividad eléctrica no se alteren mediante el «fillsoft». El agua ablandada tampoco aumenta la corrosividad del agua.

Como los nuevos cartuchos son relativamente económicos, no vale la pena regenerarlos. Los costes logísticos (envío, regeneración externa, embalaje) superan  los costes de los nuevos cartuchos. Los cartuchos se pueden tirar en la basura sin problema.

El agua que ya ha sido ablandada, se vuelve a endurecer si permanece cierto tiempo en el intercambiador de calor. Por esta razón, se han elegido cartuchos con un contenido mínimo de agua. Así, aunque el agua permanezca retenida en el «fillsoft», el agua «dura» que penetre en el sistema será la mínima.

Ablandamiento
El ablandamiento clásico se realiza con el intercambiador de iones Na. Con este método, los iones Ca y Mg endurecedores se sustituyen por iones Na. Aparte de esto, no se altera la química del agua. La conductividad eléctrica y el ph se conservan por lo que no se necesitan medidas adicionales para acondicionar el agua.

Además existen intercambiadores de iones H+ que en lugar de cambiar los cationes (calcio y magnesio) por iones de sodio, los cambian por iones de hidrógeno. Los iones de hidrógeno facilitan la multiplicación de protones de hidrógeno y en consecuencia (véase la definición del ph) a un desplazamiento del ph en el área ácida. Para ello es imprescindible añadir ingredientes alcalinos.

Descarbonización
Con la descarbonización, se elimina del agua potable la dureza de carbonatos (es decir, la dureza que se precipita en forma de cal en la instalación de calefacción) y el bicarbonato (HCO3-) en base al principio de intercambio de iones. Como el bicarbonato determina en gran medida el sistema tapón del agua (es decir, la intensidad con la que afectan los aditivos ácidos o de base al ph), la eliminación del bicarbonatos suele precisar medidas adicionales para el acondicionamiento del agua.

Desalinización
Si la desalinización se realiza con intercambiadores de iones, los modos de acción anteriores son adecuados. El agua se conduce a través de una resina de iones muy ácida y básica que filtra los cationes (Ca, Na, Mg; etc.) y los aniones (Cl, HCO3, etc.) y los cambia por iones H+ y OH-. Como de este modo se extrae el bicarbonato (del intercambiador de iones) del agua, se precisa de nuevo protección contra los efectos de los ácidos/bases por lo que son necesarios otros tratamientos después de la desalinización total. La desalinización total tiene la ventaja de eliminar todas las sales por lo que la conductividad eléctrica tiende a cero. Esto permite tolerar concentraciones más altas de ácido en el agua de la calefacción. Sin embargo, ninguna norma ni directiva exige una desalinización total de las instalaciones de calefacción.

Conclusión:
En el intercambiador de iones de sodio que también está presente en «fillsoft», los cationes (Ca y Mg) se sustituyen por Na. De este modo, permanece invariable el contenido de sal, así como el ph, por lo que no se requieren acciones adicionales para la neutralización -debido al ablandamiento. Cita del manual de técnica de calefacción Buderus (edición 2002)

La creencia popular de que el agua ablandada (nota: con intercambiadores de iones de sodio) se debe tratar posteriormente con productos químicos debido a una supuesta «agresividad» no está fundamentada.

Se pueden formar piedras por la precipitación de cal (carbonato cálcico) en base a esta ecuación

Ca(HCO3)2 CaCO3 + CO2 +H20

cuando el bicarbonato de calcio del carbonato cálcico precipita dióxido de carbono y agua por el calentamiento del agua. El carbonato cálcico crea depósitos duros en forma de sarro y el gas se expulsa del sistema, por ejemplo, a través de purgadores rápidos automáticos.

Se ha registrado un aumento del riesgo de formación de piedras con la introducción de ENEV y el desarrollo simultáneo de la tecnología de calefacción hacia superficies de transferencia del calor más compactas. Además, la tendencia de calderas múltiples hace que calderas pequeñas se encarguen temporalmente del calentamiento de grandes volúmenes. El peligro de acumulación de sarro en los componentes crece con las temperaturas muy altas.

Los conductos también pueden acumular cal, lo cual -con el tiempo- afecta a su diámetro, y conduce a pérdidas de presión y una mayor necesidad de bombeo. A causa de los procesos de calentamiento y enfriamiento de las instalaciones se desprenden trocitos de cal de los revestimientos que pueden causar problemas en las válvulas de control, de seguridad o bombas.

Por este motivo, la actual directiva VDI 2035, hoja 1, ha endurecido las exigencias para evitar la acumulación de sarro, y hoy en día exige estas medidas incluso para calderas de 20 kW si la dureza del agua de la región supera 16,8 °dH.

A causa de las economías domésticas cada vez más mermadas, la noción de ahorro de energía debería servir de incentivo para montar una instalación de ablandamiento. Una capa de sarro de 1 mm en las paredes de la caldera provoca una pérdida de la eficacia del 10 % aproximadamente. Si los costes anuales en calefacción ascienden a 1.000 euros, se puede amortizar rápidamente un «fillsoft». El agua blanda contribuye a que las capas de sarro que se han formado en la caldera se disuelvan de nuevo hasta que se restablece el equilibrio de cal y ácido carbónico. Al utilizar agua preparada (conforme a VDI 2035), los potenciales derechos de garantía frente al fabricante de la caldera son más fáciles de defender que sin ella, especialmente hoy en día que en las documentaciones de calderas se anima al respeto y aplicación de esta directriz.

FAQ Sinus buffer tanks

Una opción para determinar el volumen del depósito es dimensionar la minimización de la frecuencia de reloj*.
Al utilizar una caldera de combustible sólido se debe determinar el volumen del depósito en función de la potencia calorífica definida ya que, al contrario que los combustibles como el petróleo o el gas, el suministro de combustible no se puede regular de manera tan flexible.

*Frecuencia de reloj: La frecuencia de reloj es el tiempo entre el apagado y puesta en servicio del generador de calor o frío.

Los siguientes datos son relevantes para el diseño:

  • Potencia térmica (potencia calorífica o refrigerante)
  • Tiempo de almacenamiento
  • Escalonamiento de la temperatura entre el impulso y retorno
  • Diámetro máx.
  • Altura/inclinación máx.
  • Presión nominal
  • Temperatura de diseño
  • Si se trata de una caldera de combustible sólido, se deben conocer la potencia de la caldera y el período de combustión*.


*Período de combustión: El período de combustión es la duración del proceso de combustión de un combustible sólido.

Por lo general, el planificador técnico o el instalador le facilitarán los datos y parámetros del depósito intermedio. Si los obtiene por estos medios, también puede consultar al fabricante del generador de calor o enfriador de agua.

FAQ Sinus ProfiFixx

Desafortunadamente, los datos de la tabla no están disponibles en este idioma.

KompaktverteilerHydroFixx
Typ FB-OK-Dämmung
(Höhe)
Typ FB-OK-Dämmung
(Höhe)
160/80 1.865 mm 160/160 1.960 mm
180/110 1.905 mm 180/180 2.000 mm
200/120 1.905 mm 200/200 2.000 mm
280/180 1.990 mm 280/320 2.150 mm
300/2001.990 mm300/5002.150 mm

 

La anchura centro-centro de los grupos de bombas es de 620 mm

Desafortunadamente, los datos de la tabla no están disponibles en este idioma.

Pumpengruppe Mischerbezeichnung Anschluss kvs-Wert
ProfiFixx DN 25 VRG 131 20-4 3/4" Innengewinde 4,0 (2,5 und 6,3 auf Anfrage)
ProfiFixx DN 32 VRG 131 25-10 1" Innengewinde 10,0 (6,3 auf Anfrage)
ProfiFixx DN 40 VRG 131 32-16 1 1/4" Innengewinde 16,0
ProfiFixx DN 50 VRG 131 40-25 1 1/2" Innengewinde 25,0
ProfiFixx DN 65 VRG 131 50-40 2" Innengewinde 40,0
ProfiFixx DN 80 HFE 3 DN 50 Flansch 50/6 60,0

Sí, estos se pueden montar en los tubos complementarios en vertical (a una altura concreta) u horizontal (véase el dibujo).

Representación "Contador de calor en la alimentación"
Representación "Contador de calor en ProfiFixx"

Sí, este se puede colocar en la alimentación.
Como alternativa al colector de suciedad en cada circuito de calor, se puede utilizar un Exdirt V en el grupo de alimentación.

Los mezcladores de tres vías de los circuitos de calor regulados son aptos para casi todas las regulaciones de los fabricantes más comunes. Para más información técnica, consulte a nuestro soporte técnico:

Christoph Storm
+49 (0)2557 / 9393-47

Sí, se pueden colocar manguitos adicionales para el sensor. Lo ideal es montarlos fuera de la caja aislante para que no se alteren las propiedades de aislamiento.

Los grupos de bombas cuentan con dos manguitos adicionales (1x VL 1x RL) ½“, que opcionalmente se pueden utilizar para las vainas, etc.

FAQ Sinus HydroFixx

Sí. Compensa las presiones diferenciales y contrarrestar los flujos de masas. Además, HydroFixx tiene como ventaja que utiliza menos materiales y es más rápido de montar al ser más compacto que una construcción convencional.

Se pueden conectar varios generadores de calor dispuestos en línea. Estos no se pueden conectar al HydroFixx aleatoriamente. Al combinar generadores de calor con diferentes temperaturas de entrada, hay que procurar que la conexión más próxima a la instalación sea la que tiene la temperatura de entrada más baja.

Las boquillas primarias se pueden disponer en ambas direcciones. Para ello hay que tomar precauciones para que sus conexiones dispongan de una boquilla a la izquierda y una boquilla a la derecha del extremo del cabezal.
Sin embargo, por lo general, la disposición de las boquillas de conexión secundarias debe seguir una dirección, es decir, unilateralmente hacia arriba o hacia abajo.
Además, las conexiones de suministro también pueden colocarse como parejas de boquillas a la izquierda o derecha por la parte exterior del distribuidor, alineado con el circuito de calor. También se pueden disponer varios accesos primarios yuxtapuestos en este orden. Para realizar una conexión central del generador de calor con el HydroFixx se debe consultar a nuestros expertos. Esto es extensible a la funcionalidad de una boquilla en el extremo del cabezal.
El orden de las boquillas se puede variar. No es obligatorio alternar constantemente el impulso y el retorno.

El manguito del sensor de la temperatura de entrada siempre se coloca allí donde pueda capturar la suma de todos los flujos volumétricos del generador de calor y del paso al desviador hidráulico.

FAQ Sinus hydraulic separators

La función fundamental de los desviadores hidráulicos es desacoplar hidráulicamente el circuito de caldera y los circuitos de consumidores.

En particular, cuando son dispares los flujos volumétricos de los consumidores de calor y los del generador de calor, la utilización de desviadores hidráulicos es la solución óptima para evitar fallos hidráulicos. Del mismo modo, al utilizar desviadores hidráulicos se evita una interferencia mutua entre las bombas primarias y secundarias o las válvulas de regulación.

Por lo general, la temperatura se mide en el impulso secundario ya que es el que alimenta los circuitos de calor y, donde se tiene que proveer la energía necesaria al agua de retorno mezclada. Así se garantiza que no se mida la temperatura de impulso de la caldera sino la temperatura del agua mezclada que penetra en la instalación -en el servicio con bypass- procedente de la temperatura del impulso de la caldera y la temperatura de retorno mezclada. Este es el tipo de regulación más común. No obstante, en algunos casos también se tiene que contemplar la temperatura de retorno. Es decir, por lo general, el sensor que captura la temperatura de avance se sitúa en la corriente central de la instalación. Sin embargo, en algunos casos, la posición del sensor se debería consultar al fabricante de la caldera o regulación.

Hydrofixx se puede montar en casi todas las instalaciones en las que se precisa un desviador hidráulico siempre y cuando este se sitúe justo debajo del distribuidor y no instale ningún desviador más.

Efectivamente, ahora más que nunca. Aunque hoy en día la tecnología de las bombas y la regulación se ha perfeccionado, y existen muchas opciones para realizar la compensación hidráulica de la calefacción, esta no se puede controlar siempre al cien por cien.

Además, como el volumen de agua de las calderas actuales es tan bajo, resulta necesario un desviador hidráulico para evitar fallos o un «funcionamiento en seco».

La función básica de los desviadores hidráulicos de las calefacciones es desacoplar hidráulicamente el circuito de la caldera y el circuito del consumidor. En particular, cuando son dispares los flujos volumétricos de los consumidores de calor y del generador de calor, la utilización de desviadores hidráulicos es la solución óptima para eliminar fallos hidráulicos.

En los desviadores hidráulicos montados en vertical se crea una estratificación de temperaturas a causa de la diferencia de temperatura y densidad. Este estado no genera ninguna mezcla (grave). Esta situación suele darse solo con el servicio de la calefacción a plena carga.

Hoy en día, por lo general, en las calderas de condensación se mezcla una parte del agua de retorno en el impulso secundario para mantener baja la temperatura de retorno de la caldera -aprovechando el efecto de la condensación. Para ello los desviadores hidráulicos están siempre en servicio de bypass para que no se pueda crear una estratificación térmica. Por ello, actualmente ya no es obligatorio colocar los desviadores hidráulicos en vertical, ya que los campos de fuerzas (fuerza de elevación y de gravedad) no pueden afectar a la fuerza del caudal a causa de la mezcla intencionada.

Básicamente, se debe colocar en el diseño el mayor de los dos flujos volumétricos (primario o secundario) con carga completa.

El resultado de este flujo volumétrico máximo con una velocidad de <0,2m/s define la sección transversal que puede tener el desviador, y en base a esto se deriva el diámetro. Las velocidades en las boquillas de conexión deberían ser de 0,7 a 1,2 m/s (en función del tamaño) según el cálculo de los tubos. La altura del desviador se define por la separación entre las boquillas de conexión primarias y secundarias. Esta debería ser como mínimo de 2,5 x el diámetro, o en el área de pequeño rendimiento 10x la anchura nominal.